Por fin empieza a imperar el sentido común y, tras una llamada del abogado de la Faim al Comité de Huelga del Ceimj,  se ha iniciado el primer diálogo real entre los trabajadores y la empresa, imprescindible para resolver el conflicto de los últimos meses.

Así, se ha alcanzado un preacuerdo que, tras ratificar la Asamblea de trabajadores del Ceimj y el Patronato de la Faim, está previsto sea oficializado la semana que viene, momento en que se confirmará a Faim como adjudicataria del Ceimj y será desconvocada la Huelga.

El preacuerdo alcanzado garantiza el mantenimiento de los trabajadores que componen la actual plantilla del Ceimj hasta el 31 de diciembre de 2011. Así mismo, se ofrecen bajas voluntarias a 45 días para reajustar el número de educadores,   la recolocación del personal de servicios residenciales respetando sus condiciones laborales, o la promoción interna cumpliendo nuestro Convenio Colectivo.

Durante los meses que queda de 2011 se seguirá negociando por mantener los puestos actuales que consideramos esenciales para poder proporcionar una educación de calidad en el día a día en el centro, y que sin embargo el Pliego reduce (maestros de taller, D.U.E,  coordinación), así como otros aspectos relevantes de nuestro Convenio Colectivo (promoción interna, movilidad funcional,…etc)

Así pues, los trabajadores mostramos nuestra satisfacción por haber podido dar un primer paso importante, pero aún queda mucho trabajo por delante que afrontamos con optimismo y muchas ganas, reafirmando nuestro compromiso y responsabilidad en garantizar que la educación y las intervenciones que realizamos diariamente  con los menores y jóvenes de nuestro Centro sean proporcionadas a sus necesidades reales.

A todos los que, de una u otra forma, nos habéis mostrado vuestro apoyo…¡ GRACIAS !

Zaragoza 19 de marzo de 2011

Los trabajadores del Centro de Educación e Internamiento por Medida Judicial Juslibol quieren comunicar que:

 • Tras un intento de negociación con la Fundación Faim-Rey Ardid para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la huelga de trabajadores iniciada el día 28 de Febrero, no ha sido posible el mismo.

• Que la Fundación en ningún momento ha tenido interés por negociar con los trabajadores los aspectos técnicos del pliego, limitándose, únicamente, a la cuantía de los despidos decididos arbitrariamente y unilateralmente por Faim-Rey Ardid.

• En última instancia, el día 15 de marzo en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, el Comité de Huelga y el Comité de Empresa no aceptaron la propuesta unilateral de Faim-Rey Ardid, respetando las directrices dadas en la Asamblea de trabajadores, y salvaguardando el Proyecto Educativo.

• Que los trabajadores del CEIMJ hemos intentado a través del dialogo llegar a acuerdos proponiendo a la empresa, un recorte salarial repartiendo las jornadas entre toda la plantilla para así evitar despidos, recolocaciones en otros centros o despidos voluntarios.

• Que la Fundación ha puesto en conocimiento de los trabajadores su intención de renunciar a la gestión del Centro pero que no se han iniciado por su parte los trámites necesarios para ello.

• Que los trabajadores del CEIMJ son profesionales técnicos, con una experiencia laboral muy alta en el campo de la educación, no adscritos a ningún sindicato o partido político, siendo nuestro único interés desarrollar el Proyecto Educativo del centro en las condiciones adecuadas.

• Por todo ello, mantenemos la huelga convocada con carácter indefinido, reiterando nuestro compromiso y responsabilidad por priorizar en cualquier circunstancia que la educación y las intervenciones proporcionadas a los menores y jóvenes de nuestro Centro sea de calidad y ajustadas a sus necesidades reales.

2011-03-07
C.Jordá

FUNDACIONES DE UN CONSEJERO DE IGLESIAS RECIBEN 61 MILLONES DE DINERO PÚBLICO.

UN GRUPO DE ALTOS CARGOS Y SOCIALISTAS ARAGONESES HA CREADO UN ENTRAMADO QUE HA RECIBIDO MÁS DE 60 MILLONES EN SUBVENCIONES Y CONTRATOS PÚBLICOS 

Algunos altos cargos socialistas aragoneses figuran como los máximos responsables en los patronatos de un pequeño grupo de fundaciones que ha acaparado más de 60 millones de euros de dinero público ente subvenciones y contratos, la inmensa mayor parte de ellos entregados por el propio Gobierno de Aragón y muchos por el que fuera un cargo de confianza de Roldán.

La principal de estas instituciones es la Fundación Rey Ardid, que ha logrado algo más de 32 millones de euros, una parcela y dos pisos (los tres en la ciudad de Zaragoza), todo entregado por el Gobierno de Aragón en varios contratos plurianuales, un buen puñado de pequeñas subvenciones e importantes participaciones en los repartos de herencias gestionadas por la Comunidad Autónoma.

Como se puede ver en su propia página web, el presidente del patronato de esta fundación es Alfonso Vicente Barra, consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del gobierno de Marcelino Iglesias. El cargo en el patronato lo ocupa, de nuevo según la propia web de la Fundación Rey Ardid, “a título personal”, es decir, que no es una responsabilidad institucional relacionada con su cargo en el Gobierno.

La Rey Ardid se fundó en 1991, pero hasta 1999, año en el que tras un pacto con el PAR el PSOE alcanzó en gobierno aragonés, no aparece de forma asidua en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma. A partir de ahí todos los años recibe algunas subvenciones, firma varios contratos plurianuales y participa en el reparto de bienes devengados de herencias que son gestionadas por el gobierno autonómico.

Casi todos los contratos han sido concedidos por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, a cuyo frente se encuentra desde el año 2007 Juan Carlos Castro Fernández, que fue asesor de relaciones institucionales de la Guardia Civil en la etapa del tristemente famoso Luis Roldán. Algunas informaciones periodísticas lo señalan, de hecho, como uno de los hombres de confianza más cercanos a Roldán.

Entramado de fundaciones

La fundación se dedica a proyectos sociales en diversos campos, entre ellos el cuidado de los mayores, gestionan algunas residencias de la tercera edad y también la atención a menores marginados o con problemas, por lo que también se encargan de la gestión de algunos centros de menores.

Para alguno de estos asuntos la Rey Ardid ha creado un entramado de fundaciones que se dedican a diferentes actividades y que, a su vez, reciben importantes cantidades de dinero público.

Una de las principales, al menos desde el punto de vista de los fondos del gobierno aragonés recibidos, es la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM), que en sólo siete años ha logrado subvenciones y contratos por un mínimo de 8,3 millones de euros.

De hecho, en estos momentos en uno de estos centros hay un conflicto laboral importante ya que ante la amenaza de que se va a despedir a 15 de sus trabajadores los empleados han llegado a declararse en huelga e incluso han creado un blog en el que explican su situación y las movilizaciones emprendidas.

En esta página aseguran que FAIM (y através de ella la Rey Ardid) obtiene sólo en este centro unos beneficios anuales de más de 420.000 euros, pese a lo que quieren reducir un 20% su plantilla, en una decisión en la que son apoyados por Eva Almunia, candidata del PSOE a la presidencia de Aragón y actual Consejera de Presidencia, tal y como se recoge en un artículo sobre la cuestión en la web ellibrepensador.com.

De hecho, en las cuentas de la Rey Ardid disponibles en su web (PDF) se admite un beneficio de más de un millón de euros en el ejercicio de 2009 y de casi un millón en 2008.

En el patronato de FAIM podemos encontrar también algunos nombres muy relacionados con el Partido Socialista: su presidente es Carlos Alegre Sero, que fue presidente de la Diputación de Zaragoza y alcalde de la localidad de Tauste.

También forma parte de este patronato Lorenzo Barón Ciprés, que fue secretario general de Comisiones Obreras en Aragón 16 años y dirigente del PCE en esta comunidad para después abanderar en la región la escisión comunista capitaneada por Santiago Carrillo que se integraría en el PSOE en 1991.

Aún hay más

Pero el entramado creado a partir de la Fundación Rey Ardid es aún más amplio: a finales de 2003 se creaba la Fundación Atención Temprana que al igual que sus hermanas ha recibido una buena cantidad de dinero público desde el gobierno aragonés: más de 20 millones de euros.

Según se desprende de su inscripción legal, esta institución está participada al 50% por la Fundación Rey Ardid y por la Federación Aragonesa de Asociaciones de Personas con Disminución Psíquica (FEAPS ARAGON).

La mayor parte del dinero recibido por esta institución se concedió en dos contratos firmados precisamente con el IASS de Juan Carlos Castro y publicados en el Boletín Oficial de Aragón el 31 de mayo de 2010.

En el primero de ellos se concedía un total de 17,26 millones de euros para programas de atención temprana en la provincia de Zaragoza; el segundo, de 2,9 millones, era para un concepto similar pero en la provincia de Teruel.

Este arículo muestra un buen ejemplo de los riesgos que supone el anteponer criterios y rentabilidades económicas en la educación. La única inversión en educación debería ser la propia educación…

http://www.diagonalperiodico.net/El-negocio-de-tener-clientes.html

El negocio de tener “clientes cautivos”

La falta de control y la dejadez de la Administración permite que las entidades privadas que gestionan los centros de menores privilegien objetivos de rentabilidad.

- Entrevista a Daniel Reyes Molón, ex trabajador de la Fundación O’Belén: “El trato que recibían los menores era inhumano”

 

Patricia Manrique (Redacción Cantabria)

Miércoles 16 de marzo de 2011.  Número 145  Número 146

JPG - 68.8 KB
CONCENTRACIÓN de protesta tras la muerte de Hamid A. en un centro de O’Belen. Foto: José Alfonso.

“Me han quitado la tutela por razones laborales. Trabajo de nueve a seis, de lunes a domingo y sólo libro un día a la semana. Que la Comunidad de Madrid y el centro de Picón me hayan hecho eso, y a mi hijo, que ha intentado ahorcarse dos veces, es muy grave”, afirma Marisa Garros, madre de D. M.G., un chaval de 14 años que desde diciembre del pasado año se encuentra ‘huido’, para vivir de nuevo con su madre, del centro de protección terapeútico Picón. En este centro, gestionado por la Fundación O’Belen en Paracuellos del Jarama (Madrid) y que acumula numerosas denuncias, se suicidó, en 2008, Hamid A., un chico de 13 años.

A preguntas de DIAGONAL, la Consejería de Familia y Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid (CAM), tutora legal de D., afirma, dos meses después de la ‘fuga’, no tener noticias de chavales huídos de Picón. “Están cobrando por mi hijo todavía, ese dinero me lo tenían que estar dando a mí”, señala Marisa. “He dicho a Servicios Sociales que no quiero dinero, pero que me pongan a alguien para que el niño no esté solo mientras trabajo”. Pese a que D. lleva tres meses sin estar en el centro, O’Belen sigue cobrando de la CAM 5.200 euros al mes por encargarse de él.

Dejación de la Administración

El negocio de los centros de menores sigue viento en popa pese al escándalo que levantaron, hace ahora dos años, las denuncias del Defensor del Pueblo y de Amnistía Internacional. La privatización no ha cesado y más del 90% de los centros terapéuticos, para menores diagnosticados como con ‘problemas de conducta’, continúa en manos privadas. Además las comunidades autónomas no sólo subrogan la atención de los menores en desamparo –los centros de tutela–, a entidades supuestamente sin ánimo de lucro, sino que “el seguimiento de los mecanismos de acogimiento familiar y todo tipo de informes también lo llevan a cabo empresas privadas”, afirma José Luis Calvo, portavoz de Prodeni, una asociación que lleva más de 20 años defendiendo los derechos de los niños.

“Todo lo que se cuece en la vida de los menores cae bajo la competencia de equipos educativos de centros privados que la Administración asume sin contraste ni supervisión”, sostiene Calvo. Hay “muchos casos que muestran que la decisión de separar a padres e hijos está en manos de empresas privadas” lo que es muy preocupante ya que “hay intereses muy directos, en cuanto que los menores tutelados son dinero, negocio”. Luis Prieto, profesor de bachillerato y ex educador de un centro de menores en la Fundación Resilis, en Catalunya, va más allá. “Se exageran los informes”, afirma, “si un chaval es un poco movidito, se le envía de un centro de tutela a un centro de educación intensiva” donde “cobran más por el chaval porque la ratio es más elevada y hay más elementos de seguridad”.

Considera que la falta de control por parte de la Administración genera escenarios preocupantes: “Es muy grave que una misma fundación pueda crearse sus propios clientes a partir de informes que muchas veces son dudosos”. Esto da lugar a lo que Santiago Agustín, psicólogo que trabajó en el centro terapéutico de la Jarosa de O’Belen al que denunció, denomina “clientes cautivos”. “Los chavales son atendidos a la fuerza por estas empresas, y como dichas empresas van a ganar el mismo dinero, les traten como les traten, el trato es malo”.

Calvo ha sido invitado a intervenir ante la Comisión especial del Senado sobre la Adopción, comisión que ha estudiado el sistema de protección de los cerca de 30.000 menores en desamparo tutelados por las distintas administraciones. En su informe emitido en noviembre de 2010, la Comisión insistía en que “la colaboración del sector privado en la gestión no puede obviar la dirección, el control y la responsabilidad de las administraciones públicas”.

Hay otro aspecto que pesamucho en cómo funcionan los centros de menores. En su informe de enero de 2009, el Defensor del Pueblo criticaba la incidencia de las malas condiciones laborales de los trabajadores en el trato dispensado a los chavales. Y señalaba el “alto índice de rotación”, “sueldos de 800 euros de media” y la “práctica inexistencia de formación continua”. Una situación que produce en estos trabajadores el denominado “síndrome de Burnout” según denuncia Amnistía Internacional (AI), en sus informes. Un desgaste profesional debido a “una demanda excesiva de energías, fuerzas y recursos” que también ha sido recogido en sus conclusiones por la Comisión del Senado.

Nuevo Futuro, una ONG con un abultado presupuesto y cuya presidencia honorífica ostenta Pilar de Borbón, ha sido llevada a juicio en Sevilla y Donostia por los despidos improcedentes de trabajadores que denunciaron turnos de 72 horas seguidas o la imposición de horas extraordinarias, muchas de ellas no reconocidas ni pagadas. En cuanto a O’Belen, basta ver las bajas voluntarias solicitadas en un año en sus centros para hacerse una idea de las condiciones laborales. El informe del Defensor recogía estos datos: la palma se la llevaba el centro de Picón con un total de 48 bajas. Para Prieto, el perfil que se busca en estos centros es el de personas “que sean capaces de imponerse, que tengan presencia física. Buscan un tonto útil o personas que se rindan a sus códigos pedagógicos: pegar, humillar, aislar”. “El que va con idea de educar allí no tiene nada que hacer”, sentencia.

O’Belen, la bestia negra

En el entramado de las entidades que gestionan centros de menores, destaca la Fundación O’Belen como bestia negra de trabajadores y chavales protegidos. Aunque el revuelo causado por la difusión de los abusos que recogían los informes de AI y del Defensor del Pueblo le ha costado el cierre de cuatro centros –uno en Cuenca y Canarias y dos en Madrid–, y perder la adjudicación de unos terrenos en Murcia para construir otro más, O’Belen abre centros como el de Argomilla de Cayón (Cantabria). Y amplia su actividad: la gestión de recursos de acogimiento familiar (lo que le permitiría rentabilizar los futuros cambios legislativos respecto al mismo) y su expansión internacional (en 2010, el gobierno golpista de Honduras se comprometió a firmar con O’Belén un convenio para un proyecto piloto para jóvenes). Además, existen rumores de que pudiera pretender dar el salto a la salud mental infanto-juvenil.


FUNDACIÓN O’BELEN RELACIONADA CON EL PARTIDO POPULAR

Fundada por un grupo de políticos y empresarios, en su mayoría vinculados al PP, esta ‘entidad sin ánimo de lucro’ se financia en más de un 90% con dinero que le entregan las administraciones. Tras el escándalo que levantó el informes del Defensor del Pueblo, en enero de 2009, su presidente Emilio Pinto, un diplomado en magisterio que fue portavoz del PP de Sigüenza (Guadalajara), dejó el cargo.

La presidencia pasó a manos de Javier San Sebastián, hermano de la periodista Isabel San Sebastián. Según reza en su memoria de 2009, la fundación comenzaba “una nueva era”, en la que San Sebastián está acompañado en el nuevo patronato de otros ’nuevos fichajes’ cercanos al PP como Pedro Nuñez de Morgades, ex defensor del menor de la CAM y diputado del PP en la Asamblea de Madrid, o Pilar Cernuda, periodista colaboradora en Telemadrid o el ABC entre otros medios conservadores. En la gerencia permanece Carlos Moreno, ex concejal en Sigüenza por el PP.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=653955

 Gran artículo…simplemente escrito con la claridad y objetividad de alquien que se ha molestado en conocer lo q está pasando de verdad en nuestro Centro…

http://www.ellibrepensador.com/2011/03/11/recortando-al-educador-recortable/

Recortando al Educador Recortable Publicado por Javier Obrer el 11/03/2011

Hace unos días escribí un artículo sobre la situación de los trabajadores del Centro de Menores de Juslibol. Para poder escribirlo, llamé varias veces a la Fundación Rey Ardid. En ningún momento recibí respuesta alguna. Una vez publicado ese artículo y el manifiesto de los trabajadores, he conseguido hablar con su gerente y, si bien no me ha querido atender, me ha enviado su secretaria un dossier de prensa que no tiene desperdicio. Parece que han intentado escribir una sátira, pero no llega ni a astracanada.

Y es que, llevo poco tiempo investigando en el tema, pero está claro que hay muchas cosas que huelen mal.

En septiembre de 2003 los trabajadores del Centro de Menores convocan una huelga que dura cuatro días ya que llegan a un acuerdo entre Arquitempo, la empresa gestora del centro y sus trabajadores, gracias a la mediación de Miguel Ángel Ariño, gerente, en ese momento, del IASS (Instituto Aragonés de la Seguridad Social). Si miramos los nombres del comité de huelga de 2003 y los del comité de huelga actual, refrendado en asamblea, sólo tres nombres coinciden, pese a la nota de prensa de Rey Ardid que afirma “curiosamente, entonces y ahora eran los mismos los componentes del Comité de huelga“.

El 2 de febrero de 2004 le fue adjudicada la gestión del Centro de Menores a la Fundación Rey Ardid desde el 1 de marzo de 2004 hasta el 31 de diciembre del mismo año, prorrogable, como máximo, hasta la apertura del nuevo centro, con un presupuesto anual de 1.500.000 EUR.

Según la nota de prensa que me enviaron, supongo que como a otros medios, si bien no he visto publicado nada en ningún medio, la Fundación Rey Ardid, “En esa coyuntura, el Gobierno de Aragón nos pidió que nos hiciéramos cargo de la gestión del Centro, sin concurso, es curioso… Entonces nadie dijo nada.“. Curioso es que haya una adjudicación con un presupuesto anual de un millón y medio de euros sin concurso. Pero no vamos a desconfiar de la palabra de la Fundación Rey Ardid. Y menos en un comunicado oficial.

En septiembre de 2006 se abre el nuevo Centro de Menores en Juslibol.

Hasta el 11 de abril de 2006 no hay un nuevo contrato de adjudicación, en el que se especifica que el plazo de ejecución es “De 1 de septiembre a 31 de diciembre de 2006” y prorrogable “Prórroga por año natural, incrementándose en el IPC real. Con un máximo de cinco años.” Es curioso, como dicen en Rey Ardid, que, si las prórrogas son por año natural, en septiembre de 2010 la Fundación Rey Ardid ya comenzase a amenazar con cambiar las condiciones laborales a sus trabajadores y sea ahora, en marzo de 2011, cuando salga la nueva adjudicación.

En septiembre de 2010 FAIM-Rey Ardid propone a sus trabajadores una serie de medidas entre las que destacan:
Ajuste de la plantilla del equipo educativo al personal que fije el pliego “. Pliego que no se hace oficial hasta febrero de 2011 y en el que se platea la reducción de un 20% de la plantilla. Tanto Manuel Hernández, gerente de Rey Ardid, como Eva Almunia, candidata del PSOE a la presidencia del Gobierno de Aragón alegan que es porque ahora hay menos internos. No deben saber que el número de internos en un centro de reforma es oscilante. O no deben haber leído las alertas del aumento de delitos menores que está sufriendo Aragón, que han realizado tanto la Policía Nacional como el justicia de Aragón.
Personal de limpieza de Juslibol. Se mantendrá el personal que marque el pliego“. Aquí si que no hay cabida para los razonamientos de Manuel Hernández o de Eva Almunia. El numero de internos puede bajar, pero no el número de metros a limpiar.
Movilidad y traslados entre los distintos centros de FAIM“. En el que plantean movilidad arbitraria entre los trabajadores. Si de lo que hablásemos es de una cadena de montaje, puede tener sentido. Pero si hablamos de internos de un centro de reforma, que están ahí para reinsertarse en la sociedad, el seguimiento del equipo de profesionales es fundamental.

Y ahora en 2011, mientras un grupo de jóvenes se movilizan para mantener sus puestos de trabajo, intentando cumplir con la función social de reinserción que, se supone, debe ser un centro de reforma, Rey Ardid achaca que los internos no se amotinen a que “Afortunadamente a día de hoy, la estructura del nuevo edificio, la profesionalidad de la empresa de seguridad y el bajo nivel de ocupación, son elementos que dificultan un amotinamiento.“. Debe ser que en países como Brasil o en Chile, donde sí se amotinan, no hay empresas de seguridad tan buenas como Prosegur. Ni guardas tan profesionales como los que están en el Centro de Menores, ya que con un solo guarda por móculo (7/12 internos por módulo) son capaces de evitar todo amotinamiento. Que no se amotinen los internos nada tiene que ver la profesionalidad de sus educadores. Tampoco que el equipo de fútbol sala gane tres años seguidos el premio a la deportividad, algo de lo que la Fundación Rey Ardid presume en su web, entiendo que nada tiene que ver que los educadores se vuelquen en su trabajo. Será por la seguridad.

Y es que parece que hay mucha prisa por que salga la nueva adjudicación.

¿Será que peligra el puesto de Juan Carlos Castro, el hombre de confianza de Roldán, como gerente del IASS, tras las elecciones de mayo y no podrá firmar la nueva adjudicación?
¿O es que algunos patronos de la fundación, como Alfonso Vicente Barra, actual consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón preveen que en mayo perderán sus cargos y necesitan moverse rápido?

Y es que ochenta millones de las antiguas pesetas de beneficio anual es muy jugoso.
Lástima que no hayan invertido una pequeña parte de esos beneficios en un gabinete de prensa serio, que sepa que la sátira es para los romanos (satura quidem tota nostra est) y para la gente inteligente.

Españolito que viniste al mundo, confórmate con la astracanada. Y con mirar cómo se invierte el dinero de tus impuestos.

Ante los últimos acontecimientos hemos envíado la siguiente nota de prensa a los medios de comunicación:

El Comité de Huelga del CEIMJ comunica:

Que transcurridos 8 días desde el inicio de la huelga y habiendo enviado requisitorias a la Gerencia de FAIM-Grupo Rey Ardid para iniciar negociaciones, no ha habido ninguna respuesta a las mismas, por lo que, las acciones de protesta van a ser intensificadas dado el escaso interés por parte de la Gerencia de llegar a un acuerdo que desatasque esta situación.

Por lo tanto, está previsto realizar una manifestación el jueves día 10 de marzo a las 11:00h en la sede de las Cortes de Aragón, Calle Diputados, Palacio de la Aljafería y otra el día Martes 15 a las 12:30 en el Edificio Pignatelli, Paseo María Agustín.

Por otra parte, los trabajadores del CEIMJ queremos expresar nuestra más enérgica repulsa a las declaraciones vertidas por el Gerente de Rey Ardid, Manuel Hernández, a los medios de comunicación, repletas de mentiras y desprecios a la profesionalidad de los educadores del CEIMJ.

En ningún momento como afirma, se propuso a nadie de este centro participar en la elaboración del proyecto. Los educadores han cumplido siempre con su trabajo y han debido realizar muchas de las programaciones fuera de su jornada laboral.

 Los educadores de este centro nunca han provocado un motín entre los internos, como él dice. De hecho, el último motín conocido es de agosto de 2001. Esas palabras sólo pueden venir de alguien que nunca se ha tenido que enfrentar a un joven en estado de agitación o ha sido agredido por uno de ellos. Por todo esto, por los compañeros que en alguna ocasión han sufrido una agresión, Manuel Hernández debería medir mucho más sus palabras. Afortunadamente el trabajo y la buena labor desarrollada por la plantilla del CEIMJ ha sido alabada en diversos foros y por profesionales de la educación muchísimo más cualificados para opinar sobre cuestiones educativas que el Sr. Manuel Hernández.

El Sr. Manuel Hernández alega, en un comunicado enviado a prensa, que la ausencia de problemas que se viven entre los internos del CEIMJ es debida únicamente a la escasez de internos y a la labor del Equipo de Seguridad. Nosotros agradecemos enormemente a los compañeros del equipo de seguridad su trabajo, pero nos preguntamos si este es el modelo y proyecto educativo que tiene Rey Ardid para el futuro. Parece no importarles o desconocer, a tenor de sus palabras, el trabajo educativo y terapéutico realizado en este centro.

 El salario de los educadores es el 81% del salario de un educador funcionario de la DGA prorrateado en 12 pagas, que es lo que marca la ley. Al parecer el Sr. Manuel Hernández está muy preocupado, según sus declaraciones en los medios, por el fuerte desembolso que realizan los aragoneses en nuestros salarios. Pero no dice nada, en su nota de prensa, de los casi  80 millones anuales de las antiguas pesetas que Grupo Rey Ardid obtiene de beneficios con la gestión del reformatorio. O que con el dinero de todos los aragoneses, El Grupo Rey Ardid haya realizado despidos considerados improcedentes y cuyas indemnizaciones han llegado a los 15 millones de pesetas.

 Los trabajadores del CEIMJ NUNCA rechazaron ninguna propuesta realizada por la empresa en el mes de noviembre. Y así consta en actas de asamblea.

 Desde el momento en el que se convocó la huelga, los trabajadores de este centro han mantenido su profesionalidad acudiendo al trabajo y solicitando un 100% de servicios mínimos para que los internos pudieran ser atendidos correctamente. Desde el año 2008 estos mismos trabajadores han tenido que soportar ser tratados con desprecio y su trabajo ninguneado y desprestigiado por el Gerente de Grupo Rey Ardid, Manuel Hernández. Por lo que solicitamos al patronato de la Fundación Ramón Rey Ardid, que tiene un código ético muy claro, y en especial a su presidente, el Consejero de Obras Públicas y Urbanismo, Alfonso Vicente, revise las formas en las que el Gerente de la fundación que preside trata y se dirige a los trabajadores de este centro, que lo único que han hecho es, con su esfuerzo y trabajo, ayudar al crecimiento de Grupo Rey Ardid.